Estructura cooperativa «Problemas hermanos»

"El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo gana campeonatos". Esto es lo que debieron pensar los jugadores del Leicester City en mitad de la temporada 2015-2016. ¿Cuántos problemas pudieron tener durante la liga? A pesar de ello, unieron los talentos individuales para crear una roca, una piña, una cadena irrompible, que partido tras partido mejoraba y se compenetraba.

El aprendizaje cooperativo no difiere mucho del fútbol. Talentos individuales en pro del equipo, yo mejoro si hago mejorar a mi equipo. Si perdemos, perdemos todos. Si ganamos, ganamos todos, hasta el utillero.

Hablando de problemas. La mayoría de estructuras cooperativas pueden adaptarse a casi cualquier actividad. Y por ello, indagando en mis reflexiones, pude confeccionar una estructura basada en la resolución e invención de problemas. La estructura recibió el nombre de "Problemas hermanos", y a continuación explico cómo se utiliza.

1º) El maestro/a propone un problema a los equipos cooperativos. Todo y cada uno de los componentes, cada uno con un color de bolígrafo diferente, lo escribe en su ficha personal.

2º) Con los bolígrafos al centro, todos los componentes del equipo discuten sobre cómo resolver el problema.

3º) Una vez llegados a un consenso, resuelven sin hablar, cada uno con su color, el problema en sus fichas personales.

4º) Se forman parejas, normalmente parejas de hombro, y se inventa un problema similar al anterior. Similar en datos, en estructura... a elección del maestro/a. Cada miembro de la pareja escribe en su ficha personal el problema inventado.

5º) Se intercambian las fichas con los problemas creados con la pareja que tenemos enfrente. Las parejas trabajan juntas para resolverlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *